miércoles, 16 de noviembre de 2011

Nueva alerta para el Patrimonio Histórico de Málaga: amenaza de demolición del edificio historicista-regionalista en calle Casapalma 7

Edificio Histórico llevado a la ruina en Calle Casapalma 7, Centro Histórico de Málaga
Edificio Histórico llevado a la ruina en Calle Casapalma 7, Centro Histórico de Málaga
ACTUALIZACIÓN DE ESTADO [19/03/2012]: ESTE EDIFICIO YA NO SE ENCUENTRA EN PELIGRO, PORQUE YA NO HAY NADA QUE PROTEGER, TRAS LA DEMOLICIÓN Y VACIADO DE TODOS LOS MATERIALES DE SU INTERIOR Y CUBIERTA, SALVO LA FACHADA.
Desde hace unas semanas se encuentra publicado un “amenazante” –para el Patrimonio Histórico de Málaga– cartel de información de obras en el edificio localizado en la calle Casapalma 7, dentro del BIC Conjunto Histórico-Artístico del Centro de Málaga.
El referido cartel solo cumple parcialmente el deber legal, ya que omite información fundamental, como es el tipo de actuación para la que se concede la Licencia de Obras, y lo único que se puede leer al respecto es “edificio de viviendas B+3”, dato que resulta muy preocupante, ya que el edificio actual solo cuenta con planta baja y dos plantas superiores, de modo que, en principio, parece haberse autorizado la construcción de una nueva planta que, en este caso, vendría a degradar y alterar por completo un edificio histórico patrimonialmente protegido al amparo de la vigente Ley de Protección del Patrimonio Histórico.

Los responsables de la obra, con licencia OM.64/08, son los promotores Carlos Vivas Ramón y Jorge Gabernet Martí, la constructora Maquirevi S.L., y el arquitecto Alberto García Marín.
Se trata de un edificio construido en el primer cuarto del siglo XX, de estilo historicista-regionalista, que guarda ciertas semejanzas con el cercano inmueble de la Plaza de Uncibay 4, diseñado por Fernando Guerrero Strachan hacia 1920, y que tiene como elementos distintivos principales el uso del ladrillo y el azulejo cerámico. Cabe la posibilidad de que el edificio fuese construido en 1890 (fecha según Catastro) y que solo la fachada haya sido remodelada a comienzos del siglo XX.
De acuerdo con el Catálogo de Protecciones de las vigentes Ordenanzas PEPRI-Centro, el edificio de calle Casapalma 7 cuenta con Grado de Protección Arquitectónica I; y de su reseña histórico-artística en la Ficha del Catálogo [se abre archivo pdf de la web del Ayuntamiento de Málaga] puede destacarse lo siguiente:
Edificio entre medianerías con tres plantas, con paramento enlucido en el que destacan impostas y bandas horizontales de ladrillo y azulejos, así como el remate superior del muro también en ladrillo. De los tres huecos de la fachada, se resalta el de obra corrido a las dos primeras plantas. La portada es de piedra, adintelada, flanqueada por pilastras con capiteles curvados que sostienen entablamento con friso de grotescas y cornisa denticulada con partes y rematada con bolas. El cierro corrido de las dos primeras plantas mantiene los materiales de la fachada, y presenta carpintería de madera, que también ostentan los balcones. Éstos son sencillos, con antepecho de madera corrido en la primera planta. Por encima de una imposta denticulada se levanta otra planta, toda ella con balcones, que presenta su parte superior con revestimiento de ladrillo, que cierra los huecos y sirve de apoyo a las escuadras que sostiene al alero sobre canecillos, muy solado de regusto mudéjar. Se remata en terraza cuyo pretil de ladrillo con remate cerámico tiene huecos con enrejados de madera entre ella ático. En el zaguán los pedestales que flanquean la escalera están revestidos de mármol con bandas horizontales de azulejos.
Ilustración realizada por Luis Ruiz el 8 de marzo de 2012, incluyendo una muy interesante referencia al caso de Grigori Potemkin... se recomienda la lectura del texto en:
http://luisrpadron.blogspot.com/2012/03/potemkin-revisited.html
Detalles ornamentales en la fachada del Edificio Histórico de calle Casapalma 7, Centro Histórico de Málaga
Detalles ornamentales en la fachada del Edificio Histórico de calle Casapalma 7, Centro Histórico de Málaga

EDIFICIO HISTÓRICO PROTEGIDO, EN ESTADO DE RUINA

De acuerdo con el artículo 17.2 del PEPRI, el Nivel de Protección Arquitectónica de Grado Icomprende los edificios que por su valor arquitectónico, su implantación en la estructura urbana, y las posibilidades de su puesta en buen uso, deben ser protegidos, controlando las actuaciones que sobre ellos se hagan, e impidiendo su desaparición o sustitución”.
Asimismo, de acuerdo con el artículo 19 del PEPRI, la Actuación Máxima Permitida sobre edificios históricos que cuenten con Protección de Grado I es la de Rehabilitación.

Y según el artículo 18.3 del PEPRI, la Rehabilitación es la actuación que “tendrá por objeto la puesta en buen uso del edificio, manteniendo todas sus características estructurales, tipológicas y ornamentales. (…) No incluye la eliminación de estructura alguna, que no sean las estrictamente necesarias para los fines enunciados en el capítulo Restauración o para aquellos puramente higiénicos de ampliación de patios con la misma localización, o en posición analógica con el mismo concepto tipológico. (…) El cumplimiento de ordenanzas o, normas higiénicas oficiales, no justificará ninguna actuación rehabilitadora por encima de estos límites, cuya finalidad no es otra que la consideración del edificio como ‘un todo’ a mantener y no únicamente sus características externas.
Así pues, las LEYES Urbanísticas y de protección del Patrimonio Histórico vigentes, en todas y cada una de sus determinaciones establecen, con absoluta claridad, que para el edificio Histórico patrimonialmente protegido de calle Casapalma 7, no puede concederse licencia de obras que incluya ningún tipo de demolición, ni tan siquiera parcial, ya que las únicas actuaciones permitidas son la Restauración o la Rehabilitación, por lo que la práctica del fachadismo (renovación parcial) o el incremento de la altura sería ILEGAL.
Y cabe recordar en este punto que el vigente Código Penal Español establece en su artículo 320 que “la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, haya informado favorablemente instrumentos de planeamiento, proyectos de urbanización, parcelación, reparcelación, construcción o edificación o la concesión de licencias contrarias a las normas de ordenación territorial o urbanística vigentes, o que con motivo de inspecciones haya silenciado la infracción de dichas normas o que haya omitido la realización de inspecciones de carácter obligatorio será castigado con la pena establecida en el art. 404 de este Código y, además, con la de prisión de un año y seis meses a cuatro años y la de multa de doce a veinticuatro meses.”
Confiemos en que, en esta ocasión, el Ayuntamiento de Málaga respete las LEYES y no se permita la destrucción y falseamiento de otro elemento protegido de nuestro Patrimonio Histórico.

7 comentarios:

  1. Es inaceptable y debemos todos, ayudar a difundirlo.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Marco, ya que en estos lares las Leyes no suelen cumplirlas ni las propias Administraciones Públicas, tal vez la única posibilidad de impedir estos atentados contra el Patrimonio Histórico sea la difusión de información que pueda llevar a los agentes implicados, públicos o privados, a sentir vergüenza e incluso temor (por las responsabilidades jurídicas de sus actos) ante la opinión pñublica y ello logre detener sus planes. Por cierto que en la entrada no indicaba algo elemental, y es que dicho edificio no puede seguir en ruinas, algo hay que hacer, tanto para impedir su mayor deterioro como para reactivar y revitalizar el Centro Histórico de Málaga, pero dicho edificio puede recuperarse y suponer un negocio, sin por ello tener que demolerlo, ni tan siquiera parcialmente; simplemente hay que restaurar y/o rehabilitar. Nada más y nada menos. Saludos cordiales y gracias por leer este blog.

    ResponderEliminar
  3. Antón, encantado de conocer tu blog. También trato de mirar mi ciudad, y aunque no soy arquitecto, encuentro en ella una fuente inagotable de querencias... y también de carencias. No estoy en capacidad de evaluar la calidad arquitectónica de muchas obras que extraño, solo eso: que me hacen falta.

    Seguiré probablmente acompañando tu experiencia malagueña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Estimado E.C. Pedro, muchas gracias por tu positivo -y profundo en ideas y sentimientos- comentario, que hasta ahora creo que es el más bonito que alguien ha hecho en este blog. Ya he echado un vistazo a tu blog y creo que lo voy a disfrutar pues promete una mirada interesante sobre la vida urbana y las personas que habitan este medio. Saludos cordiales desde el otro lado del Atlántico.

    ResponderEliminar
  5. Hola Anton, me llamo Mercedes y soy arquitecto. Estoy estudiando un máster en conservación de patrimonio en Madrid, aunque soy de Málaga. Conocí tu blog por casualidad porque para una de las clases del máster tenemos que hacer un trabajo sobre algo relacionado con la rehabilitación y la sostenibilidad, y pensé que sería interesante (intentar) demostrar que el fachadismo es, además de un crimen contra el patrimonio, insostenible desde el punto de vista del medio ambiente. Además, tengo que hace otro trabajo sobre normativa de protección de centros históricos y he pensado en analizar la inutilidad del PEPRI centro. Me gustaría estar en contacto contigo, porque puede que utilice alguno de los contenidos de tu blog (por cierto, enhorabuena por el pedazo de curro). Además, cuando vuelva a Málaga en Junio no pienso quedarme de brazos cruzados viendo cómo destruyen mi ciudad delante de mis narices, así que si te puedo ser de utilidad en esta tarea, házmelo saber.

    Un saludo,

    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes, es un auténtico placer encontrarme comentarios tan positivos como el tuyo, que, a pesar de todas las dificultades, invitan a continuar esta "travesía del desierto" que es la defensa del patrimonio histórico, teóricamente protegido por las leyes vigentes, pero que en los últimos años solo parece tener un valor: el de las tasas que al Ayuntamiento le otorgan las potenciales licencias de demolición y obra nueva sobre los solares resultantes.

      Respecto al tema que comentas del fachadismo, el arquitecto Antonio Díaz Casado ha realizado algunos trabajos muy interesantes al respecto, demostrando con argumentadas tablas de cálculo que la obra nueva (o en el caso del fachadismo, "casi nueva") no es siempre ni más barata ni más rentable, en términos económicos "puros y duros", que la restauración de edificios... y en lo que respecta a "sostenibilidad", por supuesto: la obra nueva tiene un impacto ambiental disparatado en comparación con la recuperación de unos materiales en gran número de ocasiones, de mucha mayor calidad, y muy reducida huella ecológica, propios de los edificios construidos hasta el comienzo del siglo XX, momento a partir del cual se perdió gran parte de la dignidad profesional por parte de ciertos promotores inmobiliarios y arquitectos con pocos escrúpulos... sobre este tema de los materiales te recomiendo contactar con Rafael Cintora, de "Red Verde Bioconstrucción", y con Pablo Farfán, del Estudio Farfán&Estella, todos ellos con gran experiencia y conocimiento en estas cuestiones.

      Y en cuanto al tema del trabajo sobre la inutilidad del PEPRI –al que me gusta referirme como PMHU: Plan de Máxima Hipocresía Urbanística–, me permito reseñarte una tesis doctoral muy reciente de la UMA, firmada por María Sánchez Luque y titulada "La gestión municipal del patrimonio cultural urbano en España" (disponible en pdf online) que creo te puede resultar muy útil al respecto. Asimismo, la tabla de datos y el cronomapa expuestos en relación a la investigación "Geografías del Desastre" está a tu disposición para citarlos y emplearlos como más útil te pueda resultar.
      Saludos cordiales y espero que sigamos en contacto... puedes escribirme al correo aozomek arroba yahoo.es

      Eliminar
    2. Vaya, muchísimas gracias! Seguimos en contacto por mail entonces :)

      Eliminar

Por favor, siéntete libre para expresar tus ideas pero usa un lenguaje no soez y, por supuesto, que no pueda constituir delito según la legislación española vigente. Gracias