jueves, 14 de octubre de 2010

Criterios para el catálogo de edifeicios

Criterios por los que un edificio puede ser incluido en el catálogo

Se pueden incluir en este catálogo edificios que alteran, sin aportar un beneficio patrimonial suficiente que justifique el contraste posterior, la morfología de la trama urbana histórica o el conjunto arquitectónico que pueda conformar una calle, plaza, barrio..., a causa de su estilo, volumetría, materiales, etc.

Premisa: es positivo conservar aquellos vestigios del pasado que poseen valor patrimonial, de modo que las nuevas construcciones que no respeten el entorno preexistente deberían edificarse o bien en zonas nuevas o bien sobre zonas antiguas que carezcan de valor patrimonial. Si estas zonas antiguas "casualmente" están en ruinas, se aconseja la rehabilitación e incluso la restitución, pero solo en ocasiones excepcionales se debería permitir una transformación profunda. La actitud debería ser la misma que en el caso de las recalificaciones del suelo rústico tras un incendio "accidental".


En general, se recomienda la lectura de multitud de Cartas, Convenciones y Acuerdos Internacionales, destacando aquí el artículo 14 de la Carta de Venecia (Icomos 1964): "Los lugares monumentales deben ser objeto de atenciones especiales a fin de SALVAGUARDAR SU INTEGRIDAD y de asegurar su saneamiento, su tratamiento y su realce".



Pero, sobre todo, la legislación vigente exige el cumplimiento de las determinaciones establecidas a efectos de protección del patrimonio histórico; así, la Ley del Suelo de España, la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, la Ley del Patrimonio Histórico Español, la Ley del Patrimonio Histórico de Andacluía, el Convenio Europeo del Paisaje o el Plan General de Ordenación Urbana -a través de las Ordenanzas PEPRI Centro-, conforman un conjunto de normas de obligado cumplimiento que en común persiguen el objetivo de PROTEGER LOS EDIFICIOS HISTÓRICOS, TANTO INDIVIDUALMENTE COMO ENTENDIDOS EN SU CONJUNTO ARMÓNICO, protección que implica además evitar la introducción de elementos contemporáneos discordantes.

Así pues, un edificio moderno puede tener un valor patrimonial suficiente, incluso elevado, puede tal vez ser un ejemplo magnífico de determinada escuela de arquitectura contemporánea, pero no por ello está justificado "romper porque sí" la trama urbana histórica (aquella que tenga, al menos, en torno a un siglo de antigüedad). Es necesario convencer argumentando sólidamente la ruptura propuesta y el enriquecimiento patrimonial que supone para la ciudad.

No es imprescindible pues que un edificio presente en este catálogo sea extremadamente feo, basta con que implique una ruptura del entorno preexistente sin por ello aportar nuevos valores patrimoniales que no pudieran haber sido ensayados en otras localizaciones de la ciudad de Málaga.


En una primera fase se ha definido un Índice de Impacto Paisajístico en función de variables exclusivamente cuantitativas, tomando los datos de la Dirección General del Catastro sobre superficie de parcela y superficie construida total, que puestos en relación artimética definen el coeficiente de edificabilidad en sus tres dimensiones (volumetría). En siguientes fases se tratará de abordar la forma de medición de variables cualitativas (estilos arquitectónicos, materiales, texturas, colores, etc.). 



Este cuantificación del impacto se centra aquí pues en el descomunal tamaño y altura de algunas edificaciones, que no por cuestiones de estilo artístico (por el momento, pues ya se intentará medir este factor próximamente), y para que puedan comprenderse mejor las cifras, la construcción típica del siglo XIX en el Centro Histórico de Málaga suele ocupar una parcela de unos 300 metros cuadrados de superficie, desarrollándose en seis alturas (planta baja, más cuatro alturas, más ático, habitualmente retranqueado) y ocupando una superficie total construida de aproximadamente 1.500 metros cuadrados, lo que devuelve un coeficiente edificatorio que ronda los 5 m2/m2 (compárese con los casi 15 m2/m2 del "Málaga Palacio").

De este modo, cualquier edificio que duplica este promedio se considera que genera un muy elevado impacto volumétrico, lo que unido a un "peculiar" estilo arquitectónico que poco o nada tiene que ver con el tradicional de los siglos XVIII, XIX y primera mitad del XX, provoca un efecto notablemente nocivo para la armonía del conjunto y para la debida protección y conservación  del paisaje urbano histórico de Málaga.

4 comentarios:

  1. Buena iniciativa, no logro ver si está catalogado el bodrio donde ahora se ubica la Peña de Juan Breva, yo lo calificaría como un verdadero patricidio*, una de las mayores patadas al patrimonio intangible de la ciudad. Se dice que esta era la peña de flamenco más antigua de España, y por extensión del MUNDO. Ubicada en calle Beatas, en una casa centenaria al final de un adarve, con las paredes ocres del humo y la historia, por ahí pasaron los más grandes cantaores de los últimos 50 años.
    Ahora, reubicados en la calle adyacente en un patético edificio de estilo inexplicable (¿neoandaluz?¿postrociero?¿?) ha perdido todo el duende, todo el interés, todo el arte.

    Ánimo y un saludo

    *no existe la palabra, pero habría que inventarla.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, gracias por las palabras de apoyo al proyecto. Conozco el caso que mencionas y efectivamente no está aún recogido, porque de momento me he limitado a usar la memoria más google street view y bing maps, pero esa parte de calle Beatas es inaccesible desde internet, así que toca hacer trabajo de "campo", visita y foto. Lo anoto en la agenda y próximamente estará incorporado al catálogo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Antón, enhorabuena, me gusta la iniciativa, y por supuesto me quedo con una de los aciertos que veo más acertados, perdón por la redundancia en esta página...la de arquitectos-defecaciones....para cuando un estudio fuera del centro....ánimos y a seguir en esa línea...acuérdate también de los promotores paletos, algo tienen que ver en la mayoría de los casos...y los ayuntamientos corruptos, pero eso ya es otro tema...

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose, muchas gracias por el comentario y los ánimos pa'seguir pa'lante en esta lucha de David (4 gatos que somos los que queremos defender el Patrimonio Histórico) contra Goliat (políticos, promotores inmobiliarios, arquitectos y la gran mayoría de indiferentes ciudadanos).
    Solo de pensar en tener que censar el destrozo de Trinidad, Perchel, La Victoria... se me cae el alma al suelo... creo que con la "almendra" central de momento es suficiente trabajo... en el futuro ya veremos.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar

Por favor, siéntete libre para expresar tus ideas pero usa un lenguaje no soez y, por supuesto, que no pueda constituir delito según la legislación española vigente. Gracias